APES expone situación de la libertad de prensa ante la CIDH

APES expone situación de la libertad de prensa ante la CIDH

0 297

Retrocesos en el acceso a la información pública y restricciones al ejercicio periodístico fueron parte de las vulneraciones que expuso la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en la audiencia pública realizada este jueves 3 de diciembre de 2020. 

Según resaltó la presidenta de la APES, Angélica Cárcamo, actualmente el panorama para la prensa ha empeorado con la llegada del presidente Nayib Bukele al Órgano Ejecutivo, esto se ve reflejado a través de 98 casos de vulneraciones contra periodistas, registrados desde 1 junio del 2019 hasta el 30 de noviembre del 2020.

“Las vulneraciones se centran en declaraciones estigmatizantes, discursos de odio contra periodistas y medios de comunicación por parte del presidente y sus funcionarios”, aseguró Cárcamo. 

Al mismo tiempo, representantes del periódico digital El Faro, Revista Factum, FOCOS TV y la Fundación para el Debido Proceso (DPL), expusieron la situación que atañe a la prensa como resultado de su labor informativa e investigativa.

“El presidente Bukele también utiliza sus conferencias de prensa transmitidas en calidad de cadenas nacionales, para deslegitimar a medios de comunicación como Factum, Gato Encerrado o El Faro. En estos espacios, el presidente ha insistido sin evidencias en que los medios que cuestionan a su gobierno reciben financiamiento ilegal”, señaló el director de El Faro, José Luis Sanz.

De la misma manera, la periodista de Focos TV, Karen Fernández, mostró su preocupación sobre la alarmante situación de la libertad de prensa en el país, especialmente, por las condiciones en las que el gremio ejerce su trabajo. 

Mientras que, el jefe de redacción de la Revista Factum, César Fagoaga, manifestó que el gobierno esconde información que debería ser de acceso público para todos los ciudadanos, ya que esto no solo afecta a los periodistas; afecta a la sociedad y la democracia.

“Cuando solo asumimos la voz oficial como la voz correcta, estamos ante síntomas muy graves de deterioro de la deliberación pública. Creemos que la voz del estado es una voz muy importante pero no es la única y creemos que la prensa es un gran catalizador del debate democratico”, expresó el relator especial para la libertad de expresión de la CIDH, Pedro José Vaca. 

Finalmente, el relator hizo un llamado al Estado salvadoreño a reconducir el tono y la actitud de garantía de libertad de expresión.