Blog

0 317

OBJETIVO GENERAL DE LA CONSULTORÍA:

  • Contratar el servicio de rediseño del sitio web de APES, con arquitectura de software y tecnologías de desarrollo que permitan hacer de este un sitio seguro, de fácil navegación y con un soporte técnico adecuado para que tanto públicos externos como internos puedan tener una ventana de acceso a la información de las actividades que realiza la Asociación.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS DE LA CONSULTORÍA

  • Realizar el rediseño conceptual y gráfico de la plataforma web de APES, en trabajo conjunto
    con el personal de APES.
  • Poner en línea la nueva plataforma web con la arquitectura de software y tecnologías de
    desarrollo propuestos en los términos de referencia, sin que esto limite al oferente de hacer
    sugerencias que mejoren el producto.
  • Capacitar a las personas que estarán encargadas de la elaboración y manejo de la
    información a ser publicada, así como a quienes estarán encargados de la administración
    técnica del sitio web.

0 47

La Asociación de Periodistas de El Salvador forma parte de un proyecto denominado “Por la Libertad de prensa, el acceso a la información y la democracia en El Salvador”, el cual es ejecutado por un asocio de instituciones conformado por la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), la Federación Internacional de Periodistas (FIP), la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) y la Asamblea de Cooperación por la Paz (ACPP); quienes además incluyen en su equipo director al Periódico EL FARO, como referente de los medios independientes. 

El proyecto es financiado por la Unión Europea y busca promover del ejercicio del derecho a la libertad de expresión, la calidad de la información y la independencia de los medios para el fortalecimiento de la sociedad civil salvadoreña en la promoción, protección y respeto de la democracia y los derechos humanos. 

Presentación de detalles de oferta técnica y financiera

La oferta técnica deberá detallar el trabajo que se realizará en el marco de la consultoría, incluida un plan y fechas estimadas para el desarrollo de actividades y una metodología de la ejecución. Se dará ponderación a los factores diferenciadores que se presenten con la oferta técnica.

La propuesta financiera, por su parte, deberá indicar el costo de la oferta en números y en letras, expresados en dólares estadounidenses.

Es importante aclarar que los costos de movilización, alimentación y pernoctación serán cubiertos por APES, por lo que estos no se deben incorporar al presupuesto que se presentará con la oferta financiera.

Las ofertas técnicas y financieras se enviarán en formato electrónico al correo porlalibertaddeprensa@apes.org.sv a más tardar el 30 de julio de 2021, a las 5:00 pm (hora de El Salvador).

Descargue los TDR aquí: TdR revisión PEI

 

 

0 61

La Mesa de Protección a Periodistas muestra su condena ante las últimas vulneraciones a la libertad de prensa cometidos por diversos agentes del Estado que ponen en duda las garantías para ejercer un periodismo libre e independiente en El Salvador. 

Durante los últimos tres días periodistas de diversos medios de comunicación han enfrentado declaraciones estigmatizantes, agresiones físicas y expulsión del país por el simple hecho de ejercer su profesión con rigor y ética. 

El primer caso es el del periodista del canal 33, Luis Muñoz, a quien el magistrado presidente de facto de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Oscar Alberto López Jeréz, denigró luego que el colega le hiciera una pregunta “creo que es un periodista con una mentalidad bastante pobre”, fue la frase utilizada por el abogado en un comentario inapropiado para un funcionario público en un claro acto de intolerancia a recibir preguntas. 

El segundo hecho fue el martes 06 de julio cuando el gobierno de Nayib Bukele negó el permiso de residencia al periodista Méxicano, Daniel Lizárraga bajo el argumento que no se pudo comprobar su calidad de periodista. Lizárraga es un reconocido periodista mexicano y maestro de la Fundación Gabriel García Márquez (Fundación Gabo). Pese a que su estancia terminaba a finales de julio, el gobierno salvadoreño le dio cinco días para salir del país. 

Dicho acto es un agravio al ejercicio periodístico pues el gobierno utiliza un argumento falaz para expulsar al periodista de El Salvador y constituye una antesala para negar el ingreso a periodistas extranjeros. 

El tercer acto, ocurrió la tarde de este 07 de julio cuando el subinspector de la Policía Nacional Civil (PNC), Raúl Martínez Velasquez, agredió físicamente al periodista de El Diario de Hoy, Jorge Beltrán Luna, mientras daba cobertura a la recuperación de  del cadáver de un estudiante en la rivera del río Tomayate, en el municipio de Apopa. 

Esta acción constituye un acto de intolerancia al ejercicio periodístico de un actor que en lugar de salvaguardar la integridad del periodista, realiza lo contrario. 

Datos del Centro de Monitoreo de Agresiones a periodistas registran del 01 de enero hasta el 07 de julio del 2021 un total de 153 vulneraciones a la prensa. Durante el 2020 se reportaron 125 agresiones.

El acelerado aumento de vulneraciones a la prensa tiene su efecto ante la narrativa antiprensa que el gobierno Nayib Bukele ha instaurado en el país y del que el resto de funcionarios y seguidores del bukelimo aprovechan para atacar a la prensa independiente en un claro ejemplo de intolerancia, sabiendo que sus actos quedarán en la impunidad. 

Hacemos un llamado a la comunidad internacional a poner los ojos en El Salvador ante un escenario que nos acerca cada día más a países como Nicaragua o Venezuela. 

San Salvador, 08 de julio de 2021.

0 141

La Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) eligió a sus representantes para el periodo 2021-2022, quienes tomarán posesión el 31 de julio.  La Junta Directiva está conformada por: César Fagoaga, presidente; Susana Peñate, síndica; Kenia Gómez, tesorera; Nelson Rauda, secretario de actas; Mónica Rodríguez, secretaria de correspondencia; Juan Carlos Miguel y William Gómez, vocales.

Mientras que, el Comité de Ética quedó integrado por: Ricardo Rebollo, Aracely Olaizola y Nancy Orellana; y en la Relatoría de Libertad de Expresión fue reelecto por tercer año consecutivo, Serafín Valencia.

Comité de Ética
Relator de Libertad de Expresión

Todos ellos fueron elegidos Asamblea General de socio/as que se llevó a cabo el sábado 26 de junio y el cual fue dirigido por una comisión electoral conformada por las socias: Herminia Funes, Aida Estrada e Isabel Gaitán y como enlace María Teresa Medina.

Dicha Comisión se encargó de recibir, verificar y aprobar las candidaturas a los diferentes órganos de dirección de la APES, gestionar el padrón de socios activos y administrar todo el  proceso de elección.

Las elecciones de la APES fueron a través de voto secreto y se contó con observadores de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD), la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), la Asociación de Estudiantes de Periodismo AEP) y del departamento de Periodismo de la Universidad de El Salvador (UES).

 

 

0 77

La Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) alerta a la comunidad internacional ante las declaraciones del Ministro de Seguridad y Justicia, Gustavo Villatoro, quien confirmó que el Ejecutivo realiza un monitoreo sistemático contra la prensa independiente.

“Todo tiene su límite, y sí le estamos dando seguimiento a muchos periodistas que están haciendo ya no esa comunicación morbosa, sino que ya con una clara intención de generar apología”, dijo Villatoro en una entrevista radiofónica la mañana del martes 08 de junio.

Las declaraciones del Ministro se dan luego de que varios periodistas dieran cobertura a una actividad del Sindicato de Empleados del Instituto de Medicina Legal, quienes denunciaron la manipulación de autopsias a cadáveres recuperados en el caso de Chalchuapa. 

El concepto de “seguimiento” suele emplearse a los delincuentes, por lo que esta Asociación no descarta la persecución y posible captura de periodistas que no son cómodos para el Ejecutivo.  

Es necesario aclararle a los funcionarios públicos que los periodistas nos regimos por la ética y uno de sus pilares es la responsabilidad investigativa, la cual implica indagar un hecho de interés común, como es el caso de Chalchuapa y del cual las autoridades se han negado a brindar información clara y oportuna de uno de los hechos que pone en duda los planes de seguridad implementados por el gobierno.

La APES también les recuerda a los funcionarios públicos que, como ha señalado Pedro Vaca, el relator especial de libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos

Humanos (CIDH), “el lugar más inconveniente para medir la calidad de los medios de comunicación es el poder Ejecutivo”. Pensar que la postura oficial es la única verdad es propio de los regímenes autoritarios, no de una democracia. 

Para la APES es sumamente grave que el gobierno de Nayib Bukele utilice los cuerpos de seguridad en un claro intento de callar a la prensa no alineada. Desde el inicio de su gestión, el actual gobierno ha demostrado estar en contra del periodismo y, por tanto, en contra de la transparencia. Atacar a la prensa es una afrenta a la libertad de expresión, un derecho humano fundamental en cualquier sociedad democrática. 

Reiteramos nuestra condena a las amenazas del Ministro de Seguridad y lo responsabilizamos de cualquier vulneración contra nuestro gremio.

San Salvador, 08 de junio de 2021.

0 282

El Instituto de Derechos Humanos de la UCA (IDHUCA), la Federación Internacional de Periodistas (FIP), la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), y la Asamblea de Cooperación por la Paz (ACPP), organizaciones asociadas por la libertad de prensa, y el Foro de Organizaciones de Cooperación Internacional Solidaria (FOCIS), expresamos nuestro respaldo al periódico digital El Faro ante el indicio de acoso fiscal del que ha sido sujeto desde julio de 2020.

Un equipo de auditores del Ministerio de Hacienda trasladó a El Faro las conclusiones preliminares de una auditoria planteando que habría evadido impuestos, lo cual carece de fundamento tal como muestra El Faro en su propio editorial.  

Estas acusaciones, que son muestra de una posible desviación en el ejercicio del poder gubernamental, afectan el prestigio y credibilidad que El Faro ha cosechado en más de dos décadas de funcionamiento, período en el que ha destapado casos de corrupción de gobiernos anteriores y del actual, con pruebas contundentes y bajo un esquema riguroso de investigación.

De igual manera, periodistas de El Faro han denunciado restricciones y amenazas a su ejercicio como profesionales, que incluye un limitado acceso a información pública y una estigmatización por ser parte de este medio, así como difamación y acoso, e incluso seguimientos. Unas restricciones y amenazas que han dado lugar a unas medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Como Asocio, hacemos un llamado a las autoridades a:

  1. Actuar apegados a la ley y evitar deslegitimar el trabajo de El Faro por medio de acusaciones que carecen de fundamento y que provocan un desgaste que obstaculiza la labor principal de este medio: hacer periodismo.
  2. Cesar el ataque contra la integridad del personal de El Faro, así como contra cualquier persona periodista, y respetar su derecho de ciudadanos y ciudadanas a pedir rendición de cuentas, en aras de la transparencia y la democracia.
  3. Respetar el ejercicio del periodismo en general, la libertad de expresión y el acceso a la información pública.

San Salvador, 22 de abril de 2021.

0 163

La Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) condena los ataques a través de redes sociales hechos por un empleado público, el secretario de Prensa de la Presidencia, contra la presidenta de esta asociación, la periodista Angélica Cárcamo. 

Desde la cuenta del secretario de Prensa de la Presidencia, quien está cargo de una institución que funciona con fondos públicos, se han publicado durante los últimos dos días una serie de mensajes ofensivos y estigmatizantes, en los que se cuestiona de manera infundada la solvencia e imparcialidad de nuestra representante, quien a la par de su actividad profesional como periodista, trabaja al frente de la principal asociación de periodistas del país.

En forma reiterada, el funcionario en cuestión ha demostrado su intolerancia ante los señalamientos que, a nivel nacional e internacional, se han hecho a la actual administración del Órgano Ejecutivo. El más reciente es el retroceso mostrado en el “Índice Mundial de Libertad de Prensa”, que año con año publica la organización global “Reporteros Sin Fronteras” y que en su último informe demuestra cómo El Salvador retrocedió en ocho posiciones en comparación al año anterior, ubicándose en la categoría de países con una situación problemática.

Las razones por las que fuera del país se tiene una percepción negativa de la libertad de expresión en El Salvador no son imputables al trabajo que desde hace años viene desarrollando la presidenta de APES en defensa de la libertad de prensa y en favor de los derechos humanos. Se deben exclusivamente a la intolerancia de los empleados de gobierno que, en circunstancias como las que ahora denunciamos, muestran irrespeto a la crítica ciudadana y al trabajo periodístico, a pesar de que son los primeros llamados a garantizarlo, en cumplimiento de sus obligaciones internacionales en materia de transparencia y acceso a la información pública.

La APES exige al gobierno, a través de sus funcionarios, que cese sus ataques a la prensa salvadoreña y que termine su estrategia que busca estigmatizar a los y las colegas que ejercen un periodismo sin ataduras. Los funcionarios, y en especial el secretario de Prensa de la Presidencia, deben procurar la transparencia en la gestión y el acceso a la información pública, tal como los obliga la ley. 

Nuestra asociación, con 84 años de existencia, es apolítica y es un referente ante organismos internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Organización de Naciones Unidas y de las asociaciones internacionales de periodistas como la Federación Internacional de Periodistas (FIP), el Comité para la Protección a Periodistas (CPJ), Reporteros Sin Fronteras (RSF), entre otros.

En la APES continuaremos con nuestra labor de documentar y denunciar cualquier vulneración contra el gremio de periodistas en El Salvador, y a la vez, seguiremos exigiendo respeto al trabajo de los y las colegas que cada día desempeñan sus labores a pesar de las restricciones que se les pretende imponer, al ataque infundado de algunos empleados públicos y a la tolerancia de las máximas autoridades que deberían ponerle un alto a estos.

 

San Salvador, 22 de abril de 2021.