Archives

    0 0

    Oscar Machón, periodista de un medio impreso salvadoreño fue víctima de insultos e intentos de descalificar su labor informativa por parte del secretario de Prensa de la Presidencia, Ernesto Sanabria, y usuarios de redes sociales. El acoso surgió luego que Machón publicó el pasado fin de semana en su cuenta de Twitter sobre un supuesto enfrentamiento entre militares y pandilleros en el municipio de Apopa, San Salvador.  

    “Con qué facilidad, Oscar Machón mientes y desinformas. Has agarrado una agenda sumamente delicada traspasando la línea del periodismo al activismo, lo que genera zozobra y temor ante la gente. Es una postura nefasta”, escribió Sanabria en su cuenta de Twitter. 

    Luego de las declaraciones estigmatizantes del Secretario de Prensa, el periodista hizo una aclaración en su cuenta de Twitter, lo que le generó insultos por parte de usuarios de redes sociales. 

    “Fui a la zona donde se reportó tiroteo en el INA de Apopa dónde se reparten paquetes, todo luce normal; no pude ver el transformador que explotó. Un joven con gafete del gobierno me dijo que solo la gente de CAPRES puede cubrir las entregas y que «todo ha sido un rumor», escribió el periodista en su cuenta de Twitter. 

      0 0

      Usuarios de Twitter acosaron a la presidenta de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), Angélica Cárcamo, luego de escribir un tweet sobre la cadena nacional que realizó el presidente Nayib Bukele el domingo 21 de marzo.

      “Feminazi, que le quede claro; se mete con el presidente, se mete con el pueblo, está advertida”, advirtió la cuenta de Twitter bajo el seudónimo @agraciadalau. 

      En reiteradas ocasiones, Cárcamo ha sido objeto de acoso digital, intento de desacreditación y mensajes de violencia de género debido a su defensa del gremio periodístico y por señalar los retrocesos en materia de libertad de expresión y de prensa en el país. 

      APES condena este acoso constante contra su representante y exige respeto por parte de los usuarios de redes sociales. Además, pide a la Fiscalía General de la República (FGR) investigar estos casos para evitar que continúe la impunidad.

        0 0

        La periodista de la revista digital Gato Encerrado, Karen Moreno, fue víctima de acoso digital e intento de difamación en redes sociales tras publicar la nota “Los youtubers que el gobierno de Nayib Bukele avaló para la cobertura electoral”.

        Una cuenta de Twitter anónima y que apoya al presidente Bukele, utilizó fotografías de Instagram de la periodista y a un lado colocó una imagen en la que la acusan de tener vinculación con un diputado.

        “El acoso y difamación por parte de fanáticos y seguidores del Gobierno de Nayib Bukele es una consecuencia del trabajo investigativo que realizó en Gato Encerrado. Los ataques que he recibido también están cargados de estereotipos de género, lo cual implica un doble rasero de violencia”, dijo Moreno al Centro de Monitoreo de APES. 

        APES condena este tipo de actos y pide al Fiscal General de la República, Raúl Melara, que se investiguen las cuentas anónimas que se dedican a acosar a mujeres periodistas por su labor informativa.

         

          0 0

          Usuarios de redes sociales acosaron a Cecibel Romero, periodista de la revista digital Salud con Lupa y colaboradora de otros medios internacionales, tras un hilo en Twitter sobre el ingreso a El Salvador de la vacuna contra el COVID-19. Los ataques se desataron el jueves 18 de febrero luego que el presidente de la República, Nayib Bukele, cuestionó el trabajo de la periodista. 

            0 0

            El secretario de Prensa de la Presidencia, Ernesto Sanabria, se expresa despectivamente contra el periodista de La Prensa Gráfica (LPG), Cristian Villalta, tras escribir una columna de opinión sobre “los intelectuales que celebran la escalada de poder del presidente de la República, Nayib Bukele”.

            “Este señor alterna el disfraz de «académico y periodista» para atacar, como perro de caza de su patrón. #JuzgueUsted”, escribió en un tweet Sanabria. 

            APES recuerda al secretario de Prensa y a todos los funcionarios públicos su deber de respetar a los periodistas de todos los medios informativos y evitar este tipo de acoso digital que busca descalificar la labor periodística en el país.

            Anexo: 

              0 0

              La periodista de la revista Gato Encerrado, Carmen Valeria Escobar, es acosada digitalmente por el candidato a diputado por Nuevas Ideas, Carlos Hermann Bruch. 

              En reiteradas ocasiones Bruch ha descalificado la labor de la periodista; sin embargo, dicho acoso se intensificó en el marco de la pandemia, lo que también desató ataques digitales por otros usuarios de redes sociales.

              “El nivel de acoso de este personaje llegó a un nivel intolerable”, expresó la periodista en su cuenta de Twitter. 

              APES condena este tipo de ataques que atentan contra la integridad de las y los periodistas y pide a los usuarios de redes sociales respetar la labor de la prensa, fundamental para el ejercicio democrático en el país.

               

                0 0

                Periodista de la revista FOCOS TV, Karen Fernández, fue objeto de acoso digital luego que Walter Araujo, precandidato a diputado por Nuevas Ideas, publicó un tweet desacreditando su profesionalismo el pasado 11 de julio. 

                “El pasado fin de semana recibí cientos de tweet en mi contra con mensajes difamatorios, estigmatizantes y expresiones de odio que tienen que ver por el hecho de ser mujer. Estas son claras amenazas para mi salud psicosocial y física”, expresó Fernández al Centro de Monitoreo de APES. 

                Asimismo, la periodista mencionó que, los ataques se desataron tras la publicación de Araujo de tal manera que se convirtió en una tendencia para minimizar y burlarse de ella y de su profesión. 

                APES condena este acoso digital y pide a la Fiscalía General de la República (FGR) y al Instituto Salvadoreño de la Mujer (ISDEMU) investigar los ataques que en su mayoría afectan a mujeres periodistas a raíz de su ejercicio periodístico.

                 

                  0 0

                  Nelson Rauda, periodista del periódico digital El Faro, es objeto de acoso digital por parte de usuarios de redes sociales, luego de cubrir la conferencia de prensa realizada por el presidente de la República, Nayib Bukele, el pasado lunes 18 de mayo. 

                  Durante la conferencia Rauda preguntó al presidente detalles sobre la reunión que él sostuvo con un grupo de empresarios, acción que generó molestia por parte del mandatario. 

                  Luego de esa conferencia aparecieron cuentas falsas de Twitter con el nombre del periodista, vídeos, imágenes, críticas y difamaciones desacreditando el ejercicio periodístico de Rauda. 

                  APES condena este tipo de ataques que atentan contra la integridad y el honor del periodista y pide a los usuarios de las redes sociales respetar la labor informativa de los diversos medios de comunicación. Dichas acciones deben ser investigadas por parte de la Fiscalía General de la República (FGR). 

                  De la misma manera, la Asociación llama al presidente de la República, Nayib Bukele, a respetar el libre ejercicio periodístico sin importar la línea editorial de los medios y a reconocer el papel que juegan en el ejercicio democrático de nuestro país.

                    0 0

                    La noche del sábado 11 de abril se reportó un intento de hackeo a la cuenta de Twitter de Mariana Belloso,  periodista de La Prensa Gráfica (LPG), al menos 37 veces. Hasta el momento no se ha identificado al responsable o responsables del intento de vulneración a la privacidad de la cuenta de la periodista.

                    En julio de  2019 Belloso sufrió una serie de ataques digitales y su cuenta de Twitter fue suspendida temporalmente.  Hoy se ve nuevamente afectada por este intento de hackeo en dicha red social. 

                    Ante esta situación APES condena el acoso digital hacia periodistas, sobre todo en este contexto que el gobierno salvadoreño ha demostrado líneas claras de hostilidad hacia  periodistas, principalmente aquellos que exigen transferencia y manejo claro de la información.

                    La asociación está en comunicación con organizaciones internacionales para buscar mecanismos de prevención de este tipo de ataques para identificar los autores. No se descarta una comunicación con la empresa Twitter.

                      0 0

                      Periodista de la Asociación de Radiodifusión Participativa de El Salvador (ARPAS), Josseline Roca, sufrió un acoso digital luego de emitir una opinión en su cuenta de Twitter, por la cual ha recibido más de 15  comentarios con lenguaje soez y denigrante, generando ofensas a nivel personal y profesional.

                      “La narrativa del presidente, Nayib Bukele, es profundamente dañina. Culpa a cualquier sector o institución obligada a hacer contraloría de “tener una agenda oscura” en vez de aclarar a la familia y al país que hizo su gobierno para evitar que esta persona muriera”, opinión que compartió la periodista refiriéndose a un tweet que publicó el presidente, en el que acusó que algunos medios de comunicación tendrían una “agenda muy oscura”.

                      Referente al caso, el Art. 6 de la Constitución de la República de El Salvador expone que “Toda persona puede expresar y difundir libremente sus pensamientos siempre que no subvierta el orden público, ni lesione la moral, el honor, ni la vida privada de los demás”.

                      También, el Art. 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos dispone que “todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión”, esto incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones.

                      Al respecto, APES condena estos ataques digitales que demuestran lenguaje denigrante y de odio hacia la periodista, y pide al gremio periodístico unir la voz para denunciar estas vulneraciones y exigir respeto en estos espacios digitales.