Archives

    0 0

    Periodistas de diversos medios de comunicación denunciaron que la Secretaría de Comunicaciones de la Presidencia, la Policía Nacional Civil (PNC) y el Tribunal Supremo Electoral (TSE) han obstaculizado el ingreso a las mesas donde se desarrolla el escrutinio final de los resultados electorales. Las restricciones ocurrieron los días miércoles 3 y jueves 4 de marzo en el hotel donde se lleva a cabo el escrutinio final. 

    “Los policías solo han estado permitiendo el ingreso a los miembros de Canal 10 y personas contratadas del partido Nuevas Ideas que han sido acreditados como multimedia”, denunció un periodista al Centro de Monitoreo de APES. Mientras que el resto de periodistas tienen que esperar hasta que el TSE les deje ingresar para tomar imágenes.

    La oficina de comunicaciones del TSE explicó que el instructivo de cobertura de la prensa establece únicamente dos visitas guiadas a las mesas de escrutinio, para evitar aglomeraciones, pero ese instructivo no se ha respetado.

    APES recomienda al TSE instalar cámaras de video en las mesas de escrutinio y proyectarlas en el set de prensa instalado en el mismo hotel, y de ser posible en su página web, para que se pueda observar el proceso de escrutinio sin aglomeración de personas.

    Además, la asociación pide al TSE mejorar los mecanismos de comunicación con la prensa y se pone a disposición de apoyar protocolos de cobertura segura de contextos electorales.

      0 0

      Un miembro de la Policía Nacional Civil (PNC) restringió el trabajo de un camarógrafo del medio Noticiero Punto Noticias mientras daba cobertura a una campaña de salud en el Centro Escolar Francisco Gavidia, ubicado en el municipio de El Refugio, en el departamento de Ahuachapán. 

      El agente sacó al periodista del centro educativo argumentando que “no tenían permiso de los medios estatales para permitir el ingreso a otros medios de comunicación”.

      APES reitera el llamado a las autoridades de seguridad a respetar el libre ejercicio periodístico y recuerda que los eventos a los que asisten funcionarios de gobierno son públicos y no deben estar sujetos a restricciones arbitrarias de ningún tipo.

        0 0

        Dos agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) obstaculizaron el libre ejercicio profesional de un periodista freelance, quién hacía tomas fotográficas de la fachada del Banco Central de Reserva (BCR) para un reportaje sobre economía. El hecho ocurrió aproximadamente a las 10:00 a.m. de este viernes 10 de julio.  

        “Los agentes me pidieron que me retirará de hacer material frente al BCR, porque según me expresaron, nadie puede estar frente a un edificio donde esté un ministro”, expresó el periodista. 

        Según el afectado, los agentes le dijeron que el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Rogelio Rivas era quien se encontraba en el banco en ese momento. 

        De acuerdo con la versión de la PNC, desde la institución no se ha dado ninguna directriz que restringa el ejercicio periodístico. 

        APES demanda de la Policía Nacional Civil y de la Secretaría de Prensa de Casa Presidencial definir y comunicar claramente las políticas de relacionamiento con la prensa para evitar estos inconvenientes. Además, demanda respeto al libre ejercicio periodístico.

          0 0

          Un periodista y un fotoperiodista de El Diario de Hoy (EDH) fueron obstaculizados por un grupo de elementos de la Policía Nacional Civil (PNC), cuando daban cobertura a la exhumación de un cuerpo en el cementerio del Cantón Santa Teresa de la jurisdicción de Santiago Nonualco, en el departamento de La Paz. La vulneración ocurrió el martes 12 de mayo.

          “Cuando llegamos los policías nos dijeron que no podíamos pasar, en ese momento no estaba la cinta amarilla, hasta después la colocaron”, mencionó uno de los periodistas afectados.

          El Centro de Monitoreo de APES intentó conocer  la versión de la PNC de la Delegación de Zacatecoluca, quienes respondieron en dos ocasiones que, “no estaban autorizado para dar respuesta  ante lo sucedido”. 

          Ante esta situación, APES reitera el llamado a la PNC a respetar el libre ejercicio periodístico, sobre todo en estos momentos de emergencia cuando la información es crucial para la ciudadanía.

          Cabe destacar que los periodistas en ningún momento alteraron o interfirieron con los protocolos de acción de la Policía, por lo que se considera injustificable el accionar de los agentes de seguridad.

           

            0 0

            Seis soldados de la fuerza Armada de El Salvador (FAES) y tres elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) obstaculizaron la labor informativa de un corresponsal de la Radio La Voz de Mi Gente, quien se dirigía hacer una cobertura en un punto de sanitización en la entrada del casco urbano de Tacuba, en el departamento de Ahuachapán. 

            El corresponsal pretendía  informar a los lugareños sobre las medidas preventivas que está impulsando la localidad ante la emergencia por el COVID-19, pero las fuerzas de seguridad no le permitieron realizar su trabajo. Cabe destacar que el corresponsal portaba su respectiva credencial de prensa.

            APES insiste a las fuerzas de seguridad de El Salvador que deben respetar el libre ejercicio periodístico, ya que la labor periodística está garantizada en el decreto ejecutivo 19 que está vigente.

              0 0

              Una fotoperiodista de El Diario de Hoy (EDH) y un fotoperiodista de La Prensa Gráfica (LPG) fueron impedidos de realizar su trabajo por un agente de la Policía Nacional Civil (PNC), mientras daban cobertura a un accidente de tránsito en el Redondel Integración, al norte de San Salvador. La agresión ocurrió este viernes 17 de abril a las 7:30 a.m.

              “Yo llegué, intenté hacer fotos de una distancia prudente, sin estorbar, tomando las precauciones. (Pero) el agente me empujó y dijo que no me acercara, que podía provocar un accidente”, dijo el fotoperiodista de LPG al Centro de Monitoreo de APES.

              En la misma escena y de manera violenta, el agente tomó de los brazos e intentó apartar a la fotoperiodista de EDH.

              Según los afectados, en ningún momento entorpecieron el trabajo que realizaba la PNC y aún así fueron impedidos de realizar su labor periodística.

              APES condena este tipo de restricciones a la labor de la prensa por parte de la PNC, y pide a la Fiscalía General de la República (FGR) que investigue este hecho de violación a la libertad de prensa. 

               

               

                0 0

                Tres elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) amenazaron a un corresponsal de Radio Victoria, en el departamento de Cabañas, quien se encontraba de turno el pasado viernes 10 de abril.

                La amenaza se dio mientras el reportero fue testigo de un abuso de poder de los policías hacia una persona que se encontraba afuera de la radio; al observar el abuso, el comunicador les preguntó por qué estaban maltratando y golpeando a esa persona y con un tono prepotente le respondieron “no te metas, que no es con vos”. 

                Uno de los agentes apuntó con el fusil al reportero y le dijo que no se metiera en ese asunto, de lo contrario se vería en problemas.  

                APES está vigilante de las vulneraciones contra el gremio periodístico. Asimismo, la gremial exige a la Fiscalía General de la República (FGR) hacer la investigación pertinente sobre los abusos de poder por parte de la PNC y a la corporación policial que haga las respectivas investigaciones y correcciones. 

                  0 0

                  Un grupo de elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) intimidaron y agredieron verbalmente a dos corresponsales de una agencia internacional de noticias, quienes daban cobertura a una jornada de sanitización que realizaba la Alcaldía Municipal de San Martín. El hecho sucedió el miércoles 8 de abril.

                  Uno de los agentes ordenó a los reporteros, cuyos nombres omitimos por su propia seguridad, que dejarán de estar grabando y que no debían andar afuera, pero los periodistas le externaron que andaban en cobertura y que debían respetar su ejercicio periodístico.

                  “Ustedes se creen más que las autoridades, la próxima vez que los veamos los enviaremos a un centro de contención”, les amenazó otro de los agentes.

                  Sin embargo, los periodistas amenazados observaron que la intimidación solo fue contra ellos, ya que al mismo tiempo grababa un equipo de un canal de televisión local, quienes no fueron amedrentados. Al mismo tiempo, otro de los policías grabó con su celular a los reporteros de manera intimidatoria. 

                  APES insiste a las fuerzas de seguridad que respeten la labor periodística y no intimiden a los reporteros que dan cobertura a noticias de interés público en diferentes zonas del país.  

                   

                    0 0

                    Cuatro elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) obstruyeron libre circulación a un periodista y una secretaría de la Cadena Cristiana de Radio y Televisión (CRET), quienes se dirigían a su lugar de trabajo en San Miguel. Ambos portaban su credencial y la carta autorizada por el medio. El incidente ocurrió el 7 de abril en un retén sobre el Kilómetro 136 de la Carretera Panamericana, entrada a San Miguel.

                    “Ustedes no entendieron lo que dijo ayer el presidente en la Cadena Nacional, no puede andar nadie circulando, ustedes deben irse a su casa, sino los mandaré a un centro de contención”, les dijo uno de los agentes.

                    A pesar que el Decreto Ejecutivo N°15 autoriza la libre circulación en todo el territorio nacional a periodistas y personal que labora en medios de comunicación, los agentes en tono amenazante les dijeron a los trabajadores del medio que estaba prohibido circular y que no les interesaba si eran empleados de medios de comunicación.

                    El Centro de Monitoreo de APES intentó conocer  la versión de la PNC Regional San Miguel, pero no respondieron el porqué de esa acción, ya que aseguraron “que desconocían lo sucedido”. 

                    APES condena estas acciones por parte de la PNC e insiste en que deben respetar la libre circulación al personal de medios de comunicación, así como el libre ejercicio del periodismo en todo el país.

                      0 0

                      Agente de la Policía Nacional Civil (PNC) amedrentó a periodistas que daban cobertura en las inmediaciones del Hospital Amatepec del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) del municipio de Soyapango, en San Salvador. El equipo de reporteros recibía declaraciones de enfermeras que denunciaban la falta de equipo de autoprotección para evitar contagios de COVID-19.

                      Una reportera de Revista Factum expuso que el agente hizo videos a los periodistas y a las enfermeras que daban declaraciones sobre el desabastecimiento de insumos, pero cuando se percató que era observado por la prensa dejó de hacerlo.

                      APES insiste a las autoridades policiales y militares que deben respetar la labor periodística, sobre todo cuando la prensa busca información de interés público. La actuación del agente policial esta mañana atenta contra la libertad de prensa y de expresión, derechos que no están limitados en el marco del estado de excepción.