APES condena las agresiones contra periodistas ocurridas en distintos puntos del territorio