Archives

    0 0

    El asesor jurídico de Casa Presidencial, Javier Argueta, amenazó a la revista Gato Encerrado de caer en infracciones si no revelan su fuente de información. En la nota, el medio asegura que Argueta convocó a cuatro magistrados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) para conocer su opinión sobre la resolución de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que admite la reelección del presidente, Nayib Bukele.

    “Señores @GatoEncerradoSV sí su fuente “anónima” no la exhiben, cuidado con las infracciones en las que caerán. No jueguen con la libertad de información creando historias”, escribió Argueta en su cuenta de Twitter.  

    “Este es el resultado del trabajo periodístico que hacemos en Gato Encerrado, en un contexto en el que el Ejecutivo controla los Órganos e instituciones del Estado, que se supone deberían ser independientes como el TSE”, dijo al Centro de Monitoreo de APES la periodista Karen Moreno, quien redactó la nota.

    APES expresa su preocupación por este tipo de amenazas que pretenden presionar al medio para que revele su fuente confidencial de información, la cual está amparada por el principio Nº 8 de la Declaración sobre Libertad de Expresión de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que establece que Todo comunicador social tiene derecho a la reserva de sus fuentes de información, apuntes y archivos personales y profesionales”.

    Las leyes salvadoreñas también amparan a los periodistas. El artículo 206 del Código Procesal Penal señala que los periodistas, y quienes ejerzan el periodismo, “tendrán derecho a abstenerse de revelar a cualquier autoridad policial, funcionario público o funcionario judicial la fuente donde proviene la información que nutre las noticias, opiniones, reportajes, editoriales, que publiquen en ejercicio legítimo de su derecho a informar”.

    APES recuerda a los funcionarios públicos que están obligados a cumplir y respetar las leyes. 

     

      0 0

      El exsecretario de juventud del periodo 2004-2009, Carlos Alemán, efectuó una serie de ataques por medio de redes digitales contra Gabriel Labrador, periodista de El Faro, después de una publicación sobre  sobresueldos que habría recibido en el quinquenio de la administración de expresidente Elías Antonio Saca.

      De la misma manera, Alemán acusa de “difamación y acoso periodístico” a Labrador, y aseguró que si el medio sigue con las acusaciones los denunciará.

      No obstante, en un mensaje privado y a través de un tweet se refirió al periodista y al medio con el calificativo de “RATA”.

       

      Por su parte, el periódico publicó la amenaza en su cuenta de twitter.