Archives

    0 0

    Las periodistas Carmen Rodríguez y Diana Arias fueron expuestas por una cuenta de Twitter bajo el seudónimo “Brozo”, quien publicó sus fotografías y las tildó de “arpías”. El ataque ocurrió un día después que la Voz de la Diáspora publicó la investigación “Periodistas denuncian acoso sexual en canal de televisión de El Salvador”. Acción que APES considera como ataque digital.

    “Estas 2 arpías son de las «periodistas» de este remedo de medio, que nunca pudieron sobresalir en el país, mucho menos en el extranjero. Y pues acá se cumple el dicho que dice que no se pueden ver ojos bonitos en cara ajena”, palabras escritas en un tweet por Brozo.

    APES condena las acciones de acoso digital por parte de dicha cuenta, que usa un lenguaje denigrante para referirse a periodistas.

    Esta no es la primera vez que esta cuenta ataca a periodistas, en septiembre de 2019, Brozo acusó a dos trabajadores de Canal 10 de intentar boicotear la transmisión en vivo de la toma de posesión del 1 de junio.

    Asimismo, APES pide a las autoridades competentes a estar alertas ante estos ataques digitales y hacer la investigación pertinente. Al mismo tiempo, exige a los diputados de la Asamblea Legislativa que inicien con urgencia la discusión de la propuesta de ley de protección a personas periodistas y comunicadores.

      0 0

      La cuenta de Twitter bajo el seudónimo “El Shaggy sv” amenazó a Valeria Guzmán, periodista del periódico digital El Faro, tras un reportaje que hizo titulado “El puente construido en Twitter todavía no existe en Torola” publicado el pasado viernes 4 de octubre.

      “Y si vamos y verificamos que hay construcción en proceso, ¿nos darías permiso de buscarte y darte en el hocico por mentirosa?, Digo si tan segura estás sabes que tenés la razón”,  arremetió la persona responsable de la cuenta de Twitter “El Shaggy Sv”.

      APES condena las amenazas digitales contra la periodista que muestra posturas críticas y argumentadas sobre algunos discursos del ejecutivo a través de plataformas digitales.

      De la misma manera, APES pide a la Fiscalía General de la República investigar este tipo de intimidaciones que llevan carga misógina y sexista contra la periodista.

      Por lo tanto, la asociación insta a los usuarios de las redes sociales a usarlas de forma responsable, y ejercer su derecho a la libertad de expresión sin caer en ofensas, amenazas y posibles delitos contra el gremio periodístico.