Archives

    0 0

    Un agente de la Policía Nacional Civil (PNC) impidió la labor informativa a  un periodista independiente debidamente identificado y que se encontraba tomando fotografías tras las nuevas disposiciones que la presidencia a puesto en marcha por la emergencia nacional por el COVID-19. Los hechos ocurrieron el domingo 22 de marzo en el mercado municipal Zacamil, del municipio de Mejicanos.

    A pesar que el periodista portaba su carnet de prensa, el agente le pidió su documento de identidad y empezó a cuestionar de dónde era y para quién trabajaba, entre otras interrogantes intimidatorias. 

    Según el periodista, él le explicó al agente que andaba dando cobertura para unas agencias de comunicación, y que ellos como autoridad no debían impedir el trabajo de la prensa. 

    APES reitera el llamado a las autoridades de seguridad a respetar el libre ejercicio periodístico, sobre todo cuando los periodistas portan debidamente su credencial y están haciendo su labor sin obstruir las medidas de contención dictadas por el presidente Nayib Bukele.

      0 0

      Los periodistas Elena Romero y Ronald Guevara se encontraban cubriendo la manifestación de un grupo de veteranos de guerra en la carretera que conduce de Santa Rosa de Lima hacia San Miguel, ambos estaban transmitiendo en vivo para su estación de radio cuando un grupo de agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) les obstaculizó su labor.
      A Elena la rodearon y no le permitieron desplazarse, y a Ronald lo cuestionaron sobre qué hacía allí.
      Según la denuncia recibida en el Centro de Monitoreo de APES, a uno de los periodistas le decomisaron su credencial de prensa.
      Al intentar conocer la versión de la PNC de Morazán, en la oficina regional del cuerpo de seguridad se informó que desconocen el incidente y que no recibieron ningún tipo de reporte de sus compañeros involucrados.
      Por otra parte, la Procuraduría la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) ha tomado la denuncia y está en proceso de seguimiento del caso.
      Una vez más, APES hace un llamado a las autoridades de seguridad a respetar el libre ejercicio periodístico.

        0 0

        Un fotoperiodista de la Prensa Gráfica (LPG) fue amenazado por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) el pasado 1 de agosto de 2019, mientras daba cobertura a un homicidio registrado en el municipio de Sensuntepeque, en Cabañas. Según el relato del colega, dos agentes de la PNC destacados en el sector se le acercaron y le exigieron borrar las imágenes del hecho. “Si las fotos que has tomado salen publicadas, te vas a atener a las consecuencias”, le amenazó uno de ellos.

        Según el fotoperiodista, los agentes de la PNC le aseguraron que “tienen orden de no permitir fotos de escenas de homicidios”.

        El fotoperiodista dijo al centro de monitoreo de atención de alertas a periodistas de  APES que no es la primera vez que ocurren este tipo de situaciones mientras realiza coberturas de violencia. En reiteradas ocasiones agentes de la PNC han restringido su ejercicio periodístico.

        Al conversar con autoridades de la PNC de Cabañas, mencionaron que «había sido un mal entendido lo ocurrido con el fotoperiodista».

        Sobre el caso, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH) a tomado la denuncia y está en proceso de seguimiento.

        Asimismo, APES se encuentra vigilante de las vulneraciones a los derechos de los trabajadores de la información, sobre todo, cuando las mismas autoridades de seguridad pública son los principales agresores.

        Por lo cual, APES hace un llamado a las autoridades correspondientes a respetar el libre ejercicio periodístico y realice las investigaciones pertinentes.

          0 0

          Dos periodistas de TVO fueron agredidos físicamente por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), cuando cubrían un hecho de violencia en la colonia La Carmenza, cantón Hato Nuevo en San Miguel. 

          Al acercarse a la escena, un agente se dirigió a los periodistas y les dijo “que no quería medios de comunicación allí”; sin embargo, los periodistas argumentaron que sólo hacían uso de su derecho al libre ejercicio periodístico. 

          Según los periodistas, ellos respetaron la cinta amarilla sin entorpecer la escena y aun así uno de los agente agredió físicamente al camarógrafo. 

            0 0

            Los periodistas de la Red Salvadoreña de Medios denunciaron que se les obligó a salir del centro de votación ubicado en el Centro Católico Pastor Argueta de Cojutepeque. La orden de que salieran fue emitida por la Jefa de Junta Electoral Departamental quien además llamó a los agentes de la PNC para sacar a los periodistas.  Para evitar altercados, los periodistas salieron del centro de votación.

              0 0

              Un agente de la PNC restringió el ejercicio de la labor a un periodista de radio YSUCA en el Centro Escolar Católico San Patricio de San Salvador, el incidente ocurrió a 7:55 am, el centro de votación aún no estaba habilitado.

              El periodista expresó que el agente le señaló que no podía hacer video en el centro de votación y hubo un forcejeo por el cual el video se borró. El agente le dijo al periodista que consultaría al jefe de centro si podía realizar su labor dentro del lugar. Posteriormente, se le permitió hacer su trabajo. Cabe destacar que el periodista portaba debidamente su credencial.

                0 0

                Tres periodistas de la zona oriental fueron agredidos verbalmente e intimidados por Agentes de la División Jaguares de la PNC en Moncagua, San Miguel.

                Flor Lazo, corresponsal en oriente de la Prensa Gráfica, fue agredida por un agente policial a la entrada del cantón El Platanar de Moncagua, San Miguel.

                Relató Lazo, que ella andaba en cobertura de prensa y al estacionar su vehículo, vio la presencia de agentes de Fuerzas de Seguridad y se dirigió a un agente para preguntar si había pasado por el lugar Medicina Legal, al obtener la respuesta, decide continuar su camino; pero al retirarse, un agente le dice que se aparte, ya que le iban hacer un procedimiento; primero, le dijo que no tomara fotografías y vídeo, ya que ella había interferido en un procedimiento que ellos realizaban. Acto seguido, la detiene y le exigió sus documentos (Carnet de periodista y documentos personales) y les hizo tomas fotográficas a los documentos, las placas del vehículo.

                Al respecto, el agente acusó en general a los periodistas de estar a «favor de los pandilleros y crear mala imagen a la policía» y que por culpa de los periodistas la gente no confía en la policía.

                En concreto a la colega la amenazan con «perfilarla como pandillera».

                Otros periodistas de TVO y TVM en San Miguel, que regresaban de una cobertura, fueron testigos de la intimidación y también fueron intervenidos y los amenazaron con arrestarlos.

                De este caso la colega ha hecho las denuncias correspondientes ante FGR e Inspectoría de la PNC.