Yearly Archives: 2019

0 581

En los 83 años de fundación de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), Angélica Tatiana Cárcamo se convierte en la cuarta mujer que asume la presidencia de la gremial.  

Cárcamo tiene dos años y medio de ser activa en los espacios colegiados de la asociación, de 2017 a 2018 fue síndica; de 2018 a 2019 fue la Relatora de Libertad de Expresión de la gremial.

Desde que se hizo socia de APES su visión ha sido incidir en el cumplimiento de los derechos de gremio periodístico.

Han pasado 14 años desde que incursionó al mundo del periodismo, dio sus primeros pasos siendo reportera de Radio Milenio en Santa Ana. En poco tiempo, su perseverancia le permitió ser corresponsal de prensa en la Asociación de Radiodifusión Participativa de El Salvador (ARPAS).

Cárcamo trabajó como redactora del periódico electrónico Raíces, periódico digital Contrapunto; también se desempeñó como reportera en la Agencia de Noticias Reuters y como coordinadora de la Red de Migración y Comunicación de la Asociación Latinoamericana de Comunicación y Educación Radiofónica  (ALER).

Entre sus trabajos destacados están: consultora en temas de periodismo y migración,  comunicación y género, planificación de gestión estratégica; y consultora en uso de la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP) para periodistas. 

Actualmente, es la encargada del área de formación e investigación de la Red Informativa de ARPAS.

¿Cuáles son sus expectativas como presidenta electa de APES?

Tener un trabajo de participación transparente, dinámico, dialogante, inclusivo entre la junta directiva con la Relatoría de Libertad de Expresión y el Comité de Ética, porque el trabajo que se debe hacer desde APES no depende de la presidencia, la presidencia solo es un cargo más que tiene la obligación o el compromiso de generar condiciones para fomentar un trabajo de colectividad y sobre todo con mucha transparencia.

Asimismo, hacer los procesos de trabajo horizontales y no verticales, la presidencia de APES no es un cargo que diga qué hay que hacer, sino de lo que puede hacer cada uno y cada una en sus cargos y cumplir sus funciones.

¿Qué áreas pretende fortalecer de la asociación?

  • Formación integral

Es importante retomar los procesos de formación, es uno de los pilares fundamentales para el gremio periodístico. Estamos hablando de formación que corresponde al contexto actual, por ejemplo, hay muchas debilidades sobre el tratamiento informativos en temas de migración, género, diversidades sexuales, sobre uso de periodismo de datos entre otros.

Hay mucha vulneración hacia las y los periodistas por el tipo de trabajo que realizamos, además que somos uno de los países que tiene altos índices de violencia por crimen organizado, y la prensa no está exenta de esas vulnerabilidades. Una formación encaminada a la seguridad integral es importante tomarla.

  • Incidencia política

Otro aspecto de la formación, es la relacionada a la incidencia como trabajar en que APES sea un actor relevante hacia afuera en el contexto político, ya que hay muchas vulneraciones hacia las y los periodistas. La APES no debe ser un ente que se mantenga en silencio.

  • Institucionalización de la asociación

Y lo otro también es institucionalizar los procesos de trabajos internos, si bien no contamos con una figura de una dirección ejecutiva, la junta directiva tiene el compromiso de operativizar el trabajo que se nos ha mandatado por parte de la asamblea de socios, que es “fortalecer al gremio periodístico”.

¿De qué manera pretende contribuir al gremio periodístico?

Haciendo un trabajo que permita generar una mejora a las condiciones de las y los periodistas, hablábamos, por ejemplo, sobre retomar la propuesta de “Ley Especial para la Protección Integral de Personas Periodistas, Comunicadores y Trabajadoras Relacionadas a la Información”, que se encuentra en la Asamblea Legislativa. Me parece que esa sería una muy buena forma de contribuir al gremio periodístico.

¿Ha pensado en reactivar las filiales de APES?

Sí, en esta junta tenemos la obligación de realizar reuniones tanto en el occidente y en el oriente del país con las filiales que en su momento se crearon y que por diferentes factores se dejaron de articular.  Es importante contar con instancias regionales para actuar de forma oportuna ante la vulneración de casos de colegas que sufren muchas violaciones en el interior del país por su trabajo periodístico.

¿Desde su óptica cuál es el mayor problema que enfrentan los periodistas en el país?

La precarización laboral que enfrentan, sumado a la situación de violencia social por los grupos de estructuras criminales como son las pandillas, el crimen organizado e incluso los grupos de poder político, eso son los principales problemas que enfrentamos desde el gremio y que solo se pueden enfrentar si actuamos de manera articulada es decir en equipo y no divididos.

¿Considera que los periodistas no tienen una cultura de denuncia ante las vulneraciones a su ejercicio periodístico?

La cultura de la denuncia no existe por dos factores: uno, porque en las academias no nos forman para conocer nuestros derechos, y dos para saber cuáles son los mecanismos que debo activar en el momento que sufra una vulneración. Por otro lado, hay una gran debilidad de personas que, sí denuncia, pero las instituciones del Estado no operativizan de forma pertinente esas denuncias.

Como tercero, la APES  ha tratado de mejorar en la canalización de denuncias en los últimos años, por ejemplo, se instaló un observatorio de monitoreo de alertas que busca tratar de contactar a colegas que están siendo vulnerados de sus derechos y ver cómo los podemos ayudar a través de la Mesa de Protección a Periodistas.

¿Cree que la falta de unificación de gremio es una barrera?

Claro que es una barrera. El reto más grande es ver cómo incluimos a nuevos socios a la asociación, pero eso parte de qué les estamos ofreciendo; no sólo a nivel de San Salvador, la unificación también parte de cómo motivamos a las y los periodistas del interior del país.

Por eso la incidencia es importante para que los periodistas a nivel nacional vean que estamos haciendo un trabajo para todos y todas, independientemente estén o no asociados.

En resumen ¿Bajo qué directrices trabajará en APES?

1-Fortalecer la membresía de APES e incluir nuevos socios y socias.

2-Continuidad con la legalización de Estatutos de APES.

3-Retomar comunicación con instancias Estatales.

4-Retomar convenio con el Ministerio de Trabajo y Previsión Social (MTPS), para atender violación de derechos laborales hacia periodistas.

5-Fortalecer las relaciones de cooperación con UNESCO, INTERNEWS, IREX y la FIP.

6-Establecer convenios con el sector académico.

7- Continuar con el convenio entre APES-ISDEMU para fortalecer derechos de mujeres periodistas.

8-Reactivar la Federación de Asociaciones y Colegios de Periodistas de Centroamérica.

 

 

0 182
Nuevos directivos para el período 2019-2020.

El sábado 29 de junio de 2019, se llevó a cabo la Asamblea General de socios de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), en la cual se eligió la nueva Junta Directiva para el período 2019-2020, que será presidida por Angélica Cárcamo, en la presidencia; Diego Alemán, síndico; Aracely Olaizola, tesorera; William Gómez, secretario de actas; Mónica Rodríguez, secretaria de correspondencia; Luis Roca y Alicia Miranda serán vocales.

Mientras que el Comité de Ética quedó integrado por Susana Peñate, Kenia Gómez y Ricardo Rebollo; y en la Relatoría de Libertad de Expresión fue electo Serafín Valencia.

El proceso fue coordinado por la Comisión Electoral conformada por  Sandra Portillo y Herminia Funes; mientras que la Junta Receptora de Votos estuvo a cargo de Javier Najarro, Leonel Herrera y Cecilia Morales.

Cabe destacar que, dicho proceso contó con el apoyo de observadores electorales de la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD), Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), Asociación de Estudiantes de Periodismo (AEP) de la Universidad de El Salvador y de la Asociación de Periodistas Independientes de El Salvador (ASPIES).

Luego de la conformación de los nuevos representantes de la gremial, formalmente se procederá a la juramentación el 31 de julio en el marco de Día del Periodista.

No obstante, en el marco de la elección, los directivos salientes presentaron los informes narrativos y financieros de la gestión 2018-2019. 

0 139

Un día como hoy, un 24 de junio de 1936, se fundó la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES). Nacida en los albores de la Segunda Guerra Mundial, comenzó como una organización impulsada por algunos periodistas que buscaban darle independencia e institucionalizar al gremio.

Fue hasta el 17 de septiembre de 1987, que el Diario oficial publicó los primeros estatutos de la APES, siendo reconocida legalmente como asociación del gremio periodístico.

La APES y sus socios vivieron la caída de dictaduras militares, golpes de Estado, las grandes movilizaciones de la década de los 70s y tuvieron un papel protagónico durante los doce años de guerra civil en El Salvador.

En 1997, durante una Asamblea General de socios fue elegida una Junta Directiva totalmente joven, con ello se inició un proceso que le daría a la APES un papel más activo en la sociedad salvadoreña.

De la misma manera, en 1998, surgió un acontecimiento importante, el establecimiento de cuatro directrices de trabajo de APES los cuales son: la defensa de la libertad de expresión y de prensa, la profesionalización de los periodistas, la dignificación de los periodistas y la interrelación de la APES con otros organismos nacionales y extranjeros que trabajan por una sociedad democrática.

Posterior a ello y en un hecho histórico para el periodismo salvadoreño, el 30 de septiembre de 1999, la asociación presentó al país el Código de Ética de la Prensa de El Salvador, primer documento de este tipo en el país.

La visión de APES es “unificar a los profesionales del periodismo, ofreciéndoles información continúa para su desarrollo profesional, condiciones de seguridad social dignas, ser auto sostenible y reconocido por su trabajo en defensa de la Libertad de Expresión y el Derecho a la Información”.

Desde su fundación, APES ha trabajado como una institución apolítica, no lucrativa ni religiosa, que agremia a periodistas de diversos medios de comunicación y de instituciones públicas y privadas, así como académicos del área de la información.

A lo largo de su trayectoria, la APES ha realizado diversas actividades de formación para los periodistas, con el apoyo de empresas e instituciones nacionales e internacionales, por ejemplo: talleres de seguridad física para periodista, primeros auxilios, derechos humanos, derechos laborales, género, lavado de dinero y activos, transparencia, acceso a la información pública, contraloría social, ética periodística, periodismo digital, periodismo de datos, fake news entre otros. 

Actualmente APES forma parte de la Mesa de Protección para Periodistas, proyecto impulsado desde diciembre de 2016, y oficialmente constituido el 11 de noviembre de 2017, a raíz de esa iniciativa la gremial creó un Centro de Monitoreo de Agresiones contra Periodistas y un sitio de alertas para registro y tratamiento de casos de vulneraciones contra el gremio periodístico a nivel nacional.

La APES es, hoy por hoy, la institución más representativa del gremio, la cual aporta al fortalecimiento de la democracia a través de su ardua lucha por la defensa de los derechos de las y los periodistas, pero además por su férrea defensa por la libertad de expresión en el país.

0 128

La Asociación de Periodistas de El Salvador se prepara para elegir a sus directivos para el período 2019 – 2020, este proceso es abierto para las personas socias activas, quienes se podrán postular para asumir los cargos en la Junta Directiva, el Comité de Ética y la Relatoría de Libertad de Expresión.

Las postulaciones para directivos serán evaluadas por una Comisión Electoral, la cual está conformada por las periodistas: Herminia Funes, Gloria Sánchez y Sandra Portillo, quienes se encargaran de transparentar el proceso electoral.

Entre las funciones de la Comisión están: recepción de documentos, verificar si el postulante cumple con los requisitos establecidos de acuerdo al cargo que aplique y coordinar el proceso de elección de forma transparente.

“Como comisión esperamos que sea una elección transparente, y que las propuestas de los candidatos sean para bien de la asociación. Esperando de esta manera la unidad del gremio de periodistas”, dijo Gloria Sánchez, integrante de la Comisión.

Según la Comisión, los socios interesados deben presentar la siguiente documentación: fotocopia de DUI y NIT, hoja de vida actualizada, constancia de miembro activo de APES, solvencia del Comité de Ética, carta de interés y llenar el formulario de inscripción.

La Comisión indicó que las propuestas serán recibidas hasta el miércoles 26 de junio, sin otorgar prórroga, ya que la Asamblea General de socios se llevará a cabo el sábado 29 de junio en la Sala de Conferencia de la Facultad de Ciencias y Humanidades en la Universidad de El Salvador.

Los cargos a postular son: presidente, síndico/a, tesorero/a, secretaria/o de actas, secretaria/o de correspondencia, vocal 1 y vocal 2.  Asimismo, tres integrantes para el Comité de Ética y uno para la Relatoría de Libertad de Expresión.

Los socios interesados en formar parte el gobierno de la gremial, deben tener presente que optar a un cargo es “ad honórem”, ya que APES trabaja como una institución apolítica, no lucrativa, su único fin es “fortalecer la unidad y la organización de los profesionales del periodismo”.

(La documentación debe ser enviada al correo: apeselsalvador1@gmail.com)

0 77

Susana Peñate y Víctor Sánchez, miembros del Comité de Ética de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), presentaron a estudiantes de la cátedra de Redacción para Medios de la Universidad Don Bosco (UDB) la actualización del Código de Ética para periodistas.

El objetivo del espacio es para que los estudiantes desarrollen lo mejor de la profesión y que puedan contribuir para consolidar la democracia en el país, ejerciendo con humanismo y ética la profesión. 

“Este código es una herramienta que les puede ayudar a que el ejercicio periodístico sea más consciente a la hora de informar los problemas que enfrenta la sociedad”, aseveró Peñate a los futuros comunicadores. Asimismo, Peñate hizo un llamado a los estudiantes a considerar las normativos que estipula el Código.

 

0 78

La Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) con el apoyo de la Federación Internacional de Periodistas (FIP) realizaron el primer encuentro magistral con el periodista y productor mexicano Epigmenio Ibarra. Este encuentro, también contó con la colaboración de la productora Meridiano 89.

El experto compartió con el gremio periodístico su experiencia como productor, así como la relevancia en su trabajo como corresponsal de la guerra civil en El Salvador en la década de 1980-1990.

El objetivo del encuentro fue compartir experiencias y recordar anécdotas para que la nueva generación de comunicadores adquiera conocimientos y sean motivados a ser excelentes periodistas y comunicadores. 

“Estoy en un país donde soy extranjero, pero no me siento extranjero. El Salvador es mi segundo país”, expresó Ibarra.

Un aproximado de 200 personas fueron parte de los asistentes, entre ellos: periodistas, comunicadores, estudiantes de periodismo y comunicaciones de tres universidades capitalinas y una de la zona occidental.

En la parte final del encuentro se dio un espacio para que periodistas de antaño o mejor conocidos como “la vieja guardia” se fotografiaran un retrato con el experto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

0 182

Actualmente está en discusión en la Asamblea Legislativa una propuesta de reforma a la Ley Especial contra los Delitos Informáticos y Conexos, que consiste en incorporar un artículo 24-A denominado “Uso de perfiles falsos en redes sociales, periódicos y revistas digitales sin personas responsables”, cuyo texto de propuesta establece:

“El que, por medio de perfiles falsos, ya sea utilizando la identidad de otra persona o creando personajes, difamare, calumniare, injuriare o divulgare hechos falsos, para dañar el honor, la intimidad personal o familiar y la propia imagen de personas naturales o jurídicas, o realizare apología del delito, a través de redes sociales o tecnologías de la información y comunicación, será sancionado con prisión de cuatro a ocho años de prisión.

Igual sanción se aplicará, a los que, por medio de periódicos o revistas digitales, realizaren las conductas descritas en el inciso anterior, siempre y cuando, no identifiquen en sus respectivos sitios web o perfiles en redes sociales, a las personas naturales o jurídicas, responsables de dichos medios.”

La Mesa de Protección a Periodistas expresa su rechazo a la aprobación de la referida reforma, en base a los siguientes argumentos:

  1. La libertad de pensamiento y expresión, definida en el artículo 13 de la Convención Americana de Derechos Humanos, comprende la expresión artística, escrita, oral, impresa o por cualquier otro medio de comunicación. Por tanto, al momento de establecer medidas que puedan impactar a internet se deben tener en cuenta las características que hacen de ese medio un espacio único para el ejercicio cada vez más democrático, abierto, plural y expansivo de la libertad de expresión.
  2. El Sistema Interamericano de Justicia otorga protección amplia al tono de las expresiones. En este sentido, expresiones inofensivas o indiferentes son protegidas al igual que aquellas que ofenden, chocan, inquietan, resultan ingratas o perturban al Estado o a cualquier sector de la población. Complementariamente, los Estados deben mantener una posición neutral frente a los contenidos de las expresiones, de forma que no existan exclusiones de personas, grupos, ideas o medios de expresión.
  3. Durante 2008 la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó la Resolución 2434 que reafirma el derecho a la libertad de expresión y exhorta a los Estados miembros a considerar las recomendaciones de la Relatora Especial en materia de leyes sobre difamación, en el sentido de derogar o enmendar las leyes que tipifican como delito penal el desacato, la difamación, la injuria y la calumnia y, en tal sentido, regular estas conductas en el ámbito exclusivo del derecho civil.
  4. Asimismo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha establecido que en delitos de difamación debe prevalecer el uso de leyes civiles y no penales; pues ha considerado que la utilización del derecho penal para sancionar expresiones sobre cuestiones de interés público o sobre funcionarios públicos, candidatos a ejercer cargos públicos o políticos, vulnera en sí misma el artículo 13 de la Convención Americana.
  5. La CIDH no descarta la vía penal por delitos de difamación, pero la considera desproporcionada en la mayoría de los casos. En ese sentido, las sanciones civiles por difamación tampoco deben ser de tales proporciones que susciten un efecto inhibitorio sobre la libertad de expresión, tales sanciones deben estar diseñadas para restablecer la reputación dañada y no para indemnizar al demandante o castigar a la persona demandada.
  6. Es necesario acotar que, dado el carácter fundamental de la libertad de expresión en una sociedad democrática, las responsabilidades ulteriores que se impongan por expresiones sobre asuntos de interés público deben ser, en lo posible, de naturaleza civil y no penal, pues este último tiene por efecto desincentivar el ejercicio libre del derecho a expresar opiniones y difundir información de relevancia pública. La CIDH ha reiterado que solamente son legítimas las limitaciones al derecho de expresión cuando ello sea necesario para el logro de alguno de los objetivos legítimos previstos expresamente en el Artículo 13.2 de la Convención Americana de conformidad con la jurisprudencia del sistema interamericano y no en forma amplia.
  7. La jurisprudencia de la CIDH ha reconocido la existencia de tres tipos de expresiones que, dado su valor dentro del sistema democrático, deben tener una mayor protección: (a) el discurso político y sobre asuntos de interés público; (b) el discurso sobre funcionarios públicos en ejercicio de sus funciones y sobre candidatos a ocupar cargos públicos; y (c) el discurso que configura un elemento de la identidad o a la dignidad personales de quien se expresa.

Dicho lo anterior, la propuesta de reforma está dirigida a proteger intereses políticos, más no de carácter o beneficio para la población, y, aunque fuese con este último interés, la iniciativa no se encuentra acorde a estándares internacionales de derechos humanos con relación al derecho de libertad de expresión. Cabe comparar que ni nuestro Código Penal impone pena de prisión ante el cometimiento de delitos relativos al honor y la intimidad.

Aunado a lo anterior, desde el año 2016 se cuenta con la Ley de Reparación por Daño Moral, cuyo objetivo es que las personas que consideren agraviado su honor o intimidad, pueden ejercer el derecho a la indemnización por daños morales ante calumnias, injurias o difamaciones; el resarcimiento de daños según esta ley se da por medio de indemnización de carácter pecuniaria, descartando la pena de prisión.

La Mesa de Protección a Periodistas también expresa su preocupación por una propuesta legislativa que busca prohibir que periodistas o ciudadanos tomen fotografías o videos a efectivos militares en tareas de seguridad pública. 

La propuesta, presentada por el Ministerio de Defensa, podría ser un grave obstáculo a la libertad de prensa y -al igual que la mencionada reforma a la Ley contra Delitos Informáticos podría desincentivar la denuncia ciudadana y fomentar la impunidad de abusos o malos procedimientos cometidos por militares-.

La Mesa, finalmente, reitera a los diputados y diputadas, el llamado a analizar y aprobar la propuesta de Ley de Protección a Periodistas y Trabajadores de la Comunicación e Información, presentada en octubre del año pasado.

Exhortamos, pues, a todos los grupos parlamentarios a que -si realmente quieren proteger la libertad de expresión y el derecho de información- retomen cuanto antes esta iniciativa de ley en la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales.  

San Salvador, 27 de mayo de 2019.

0FansLike
10,008FollowersFollow
0SubscribersSubscribe